Los centros de energía (Chakras)y las Esencias Florales

Hay muchas explicaciones ya sea escritas o verbales de los centros de energía (o chakras), pero brevemente diremos que son centros energéticos que se encuentran tanto dentro como alrededor del cuerpo. Los siete chakras principales están ubicados a lo largo de la línea principal del cuerpo y se relacionan específicamente a áreas emocionales y físicas dentro del cuerpo. Trabajando cada uno ya sea de manera individual o en conjunto se puede atravesar desequilibrios y bloqueos hasta alcanzar el bienestar y el crecimiento como individuo. Ningún chakra es más importante que otro. Deberíamos apuntar a tenerlos todos equilibrados, haciendo “viajes interiores” regularmente y “sintiendo” qué áreas necesitan ser energizadas o alineadas.
Descripción de los tres primeros centros de energía:
• Primer Centro o Chakra Base. Este chakra, ubicado en la base de la espina dorsal y que vibra con el color rojo – aunque este color puede variar de acuerdo al individuo o al estado de la persona (bienestar). La energía de este chakra se relaciona con nuestra familia, nuestra sociedad, nuestra tribu. Sirve para asentarnos y conectarnos con las cosas materiales en nuestra vida. La energía de este chakra está asociada energéticamente con la salud de nuestro sistema inmunológico, nuestras piernas, huesos, pies, recto, y el desequilibrio o la falta de energía de este chakra nos podría manifestar debilidad en cualquiera de estas áreas.                                 • El segundo Centro energético está ubicado en la línea central del cuerpo justo debajo del ombligo, y vibra al unísono del color naranja – aunque puede variar en individuos y en diferentes etapas individuales de la persona y de su crecimiento espiritual. Está asociado a las relaciones en todos los niveles, y por ende nos presenta una elección.
Mientras operamos esencialmente desde el Chakra Base vivimos completamente dentro de las reglas de nuestra tribu, nuestra familia. A medida que nos movemos hacia arriba, y estando también bajo la influencia del Segundo Chakra, comenzamos a realizar nuestras propias elecciones aunque todavía bastante ligadas a / controladas por las reglas tribales. La elección es un asunto extraño, dado que no tenemos control sobre ella, o conocimiento de las ramificaciones completas de cualquier elección que hagamos. “No es lo que hacemos lo que importa; nuestro poder para influir en las consecuencias yace en las razones que nos conducen a aquella elección.” El examinar las motivaciones de nuestras elecciones nos ayuda a aprender quienes somos en verdad.
• El Tercer Chakra está ubicado en el plexo solar y es la energía del poder personal. Mientras el Primer Chakra se relaciona con lo grupal o tribal, y el Segundo Chakra está asociado a las relaciones con otros, el Tercer Chakra trata del desarrollo de nuestra autoestima y nuestro poder personal, especialmente en su relación con el mundo exterior. Es la energía de la conexión con lo emocional / mental y su color predominante es el amarillo.
La verdad sagrada del Tercer Chakra es la de honrarnos a nosotros mismos. Es acerca de ayudarnos a madurar nuestra propia comprensión (o comprensión de nosotros mismos). También nos ayuda a desarrollar una identidad separada de nuestro yo-tribal. Los aspectos positivos de este centro energético son el respeto a uno mismo, la auto-estima, la capacidad para generar acción, el coraje para tomar riesgos y la fortaleza de carácter.
Físicamente, este Chakra está asociado al estómago y páncreas; adrenales, intestino superior, hígado y vesícula, riñones y la sección media de la espina dorsal. Las enfermedades con origen aquí se activan o desatan a partir de problemas de rechazo, hipersensibilidad a críticas, y se manifestaran en artritis, ulceras gástricas o duodenales; problemas intestinales, diabetes, hipoglucemia y pancreatitis; indigestión, disfunción hepática y problemas de desórdenes alimenticios.                                                Las Esencias florales, al actuar equilibrando las emociones, armonizarán estos centros con el objeto de mantener la salud y la homeostasis de los sistemas fisiológicos integrados en el cuerpo.

 

Foto de Instituto Integral Quilmes.