Feng Shui

¿Nos sentimos a gusto en nuestra casa? ¿Disfrutamos de buena salud? ¿Dormimos y descansamos perfectamente por las noches?
Tal vez, por el contrario, nos genera tensión y ansiedad permanecer mucho tiempo en casa. Continuamente estamos padeciendo trastornos de salud (desde migrañas y dolores pertinaces de cabeza hasta enfermedades más serias que la medicina o las terapias no parecen poder solucionar); y para colmo nos levantamos destrozados por la mañana, sin haber descansado bien y con la espalda dolorida, los párpados hinchados o una pesadez en la cabeza que no desaparece hasta que nos tomamos una aspirina o un par de cafés.
Quizás esté tan acostumbrado a padecer estas molestias que las considere normales o simplemente crónicas. Puede que incluso su médico o terapeuta, desesperados por no poder ayudarle, le hayan comentado que todo es psicológico. Tal vez no les falte razón si tenemos en cuenta que las situaciones descriptas suelen acompañarse de muchos momentos de tensión, nerviosismo e incluso agresividad hacia quienes nos rodean; con lo cual todo se agrava.
Es muy probable que en alguna ocasión haya sospechado que la casa o la cama constituyen factores de desequilibrio. Sobre todo si cuando sale de viaje los trastornos desaparecen o mejora su estado de ánimo. ¿Por qué no utilizar los secretos del Feng Shui para mejorar la calidad de vida y proteger nuestra casa de las agresiones del agua, viento, sol etc.? La función que cumple nuestra casa, es la de protección, es algo así como cuando estábamos en la “panza de mamá” calentitos, cuidados, bien comidos y seguros. Por otra parte, en alguna oportunidad, cuando salimos y estamos un tiempo fuera, la necesidad de volver a casa es muy grande y queremos incorporar ese paisaje, esa tranquilidad, esa paz a nuestro hogar.
Todo el secreto del Feng Shui se resume en una sola cosa: comprender el flujo del Chi. El Chi es la energía primordial del Universo. El Chi se vuelve útil cuando se lo puede concentrar e inútil cuando se dispersa. Viento y agua (Feng Shui) son las claves para la dispersión o concentración del Chi. El objetivo del Feng Shui es concentrar una cantidad adecuada de Chi en la vivienda y así beneficiar a sus habitantes.
Quizás sea nuestro alejamiento de la naturaleza es lo que nos ha llevado al estado actual de acostumbramiento y de crisis profunda casi permanente. El deseo de todos es hallar ese lugar – nuestro lugar –nuestra casa, que nos proporciona paz, armonía, salud y sobre todo felicidad. Con las herramientas que aporta el Feng Shui podemos acercarnos al ideal de una vida que nos merecemos.
www.institutointegralquilmes.com info@institutointegralquilmes.com Tel: 4254-6278

Foto de Instituto Integral Quilmes.