Dificultades en el bien dormir

El insomnio es un difícil problema, cada vez más frecuente en la actualidad. Las preocupaciones y ansiedades, el estrés de la vida diaria, los temores, problemas psicológicos y otras causas difíciles de precisar, crean tensiones físicas y emocionales, de manera que al concluir el día muchas personas no logran relajarse y conciliar el sueño.

Si esto sucede ocasionalmente, uno simplemente se resigna al cansancio del día siguiente, y lo más probable, con el ánimo decaído. Pero, en muchos casos, el insomnio tiende a convertirse en una situación permanente. La persona que lo padece comienza a sentirse nerviosa al anochecer, pensando en “tener” que dormir. Los pensamientos que comienzan a surgir son “Me da susto porque esta noche nuevamente no voy a poder dormir” o “Lamentablemente, sé que no voy a poder dormir”.

En casos como éste, tarde o temprano, muchas personas buscan la ayuda de tranquilizantes o pastillas para dormir.

Un tratamiento natural para el insomnio

¿Es posible tratar el insomnio por medios naturales? ¿Es posible concentrarnos más en las situaciones psicosomáticas particulares que se encuentran en la base del insomnio? Las esencias florales son especialmente efectivas para equilibrar los estados agitados de la mente y devolver la serenidad y la paz a la mente y al cuerpo. Veamos qué podríamos ofrecer desde la perspectiva de la terapia de esencias florales.
Existen tres esencias muy conocidas en el repertorio del Dr. Bach que, de acuerdo a mis observaciones, ha sido útiles para muchas personas que sufren dificultades con el sueño. Éstas son: Cherry Plum, Impatiens y White Chestnut.

Cherry Plum—relajarse y soltar

Cherry Plum, gracias a su capacidad de ayudar a relajar y “soltar”, tiende a calmar nuestro sistema físico-emocional, de manera que éste se pueda rendir al proceso del sueño. Es interesante destacar que nuestro lenguaje enfatiza la importancia de “rendirse” (“soltar”) como la condición predominante entre mente y cuerpo en relación al sueño, como lo indican frases como “caer dormido*”. Es fácil observar cómo a las personas que sufren de insomnio no les es fácil hacer la transición de un estado activo de alerta a otro de relajación y soltar.
*(En el griego, encontramos la misma expresión “quedarse dormido” o “rendido por el sueño”, que también indica la pasividad que es inherente al fenómeno del sueño (“hypnos”).

Impatiens— soltar la tensión

La esencia Impatiens trata la impaciencia y la ansiedad que surgen cuando alguien no puede dormir. Uno escucha cómo el reloj marca cada minuto y cada hora, mientras el esperado sueño no parece llegar. El tiempo pasa a ser un tema molesto en el pensamiento de la persona, a medida que se comienza a poner nervioso, dando vueltas en la cama, contado las horas que quedan para el amanecer y viendo cómo el tiempo que queda es cada vez menor, minuto tras minuto.
Aún cuando uno no tenga que levantarse a determinada hora en la mañana el sólo hecho de estar en la cama, esperando dormirse cuando no se tiene sueño, crea mucho nerviosismo e impaciencia.
Este tipo de estrés intensifica la tensión, creando un círculo vicioso.

White Chestnut—calmar la mente

La esencia White Chestnut ayuda a calmar la mente y expulsar pensamientos no deseados. Una de las causas más frecuentes del insomnio se encuentra en muchos distintos tipos de pensamientos persistentes que inundan la mente mientras alguien “trata” de dormir. Pensamientos e imágenes del día anterior, la anticipación del día que viene, todo tipo de pensamiento molesto, excitante o preocupante o simplemente pensamientos irrelevantes que se repiten sin motivo, mantienen la mente en estado hiperactivo, agotándola, no permitiendo el estado del sueño.
Este aspecto del insomnio disminuye gradualmente con esta esencia.

www.institutointegralquilmes.com info@institutointegralquilmes.com

Tel: 4254-6278

Foto de Instituto Integral Quilmes.
Foto de Instituto Integral Quilmes.
Foto de Instituto Integral Quilmes.