Numerología y Terapia Floral

Es interesante observar cómo desde distintos ángulos del esoterismo y de las ciencias conjeturales (la Alquimia, la Astrología, el Tarot, la Numerología), los investigadores siempre encuentran al alma humana en manifestación y con todas sus potencialidades de desenvolvimiento.
El aporte de cada una de esas disciplinas constituye, en manos del terapeuta floral, una herramienta útil para el diagnóstico, pues la precisión de los resultados lleva a encarar toda terapia con éxito.
La Numerología emplea los números para descubrir al Ser que habita dentro de cada persona.
Este estudio que arranca desde muy lejos en el tiempo, descubre al hombre en su totalidad y trata de poner en evidencia su riqueza interior y todos sus dones, para que la persona pueda aprovecharlos en su vida y sacar ventaja de sus acciones.
Es importante el estudio de la Numerología porque lleva a la conciencia de cada persona, no solo las posibilidades de crecimiento que ésta puede tener, sino también el poder trabajar a voluntad las partes negativas o los defectos, a fin de ir decantando al individuo de impurezas caracterológicas que no le permiten sentirse integrado.
La prioridad de la Numerología es apuntar al Ser para poder desarrollarlo y ayudar a realizarlo. Cuando esto se va logrando a través de la interpretación o de la visión que el terapeuta pueda tener de cada paciente y del suministro de las esencias florales que le va administrando, se observa que la persona comienza a andar más suelta, menos limitada por sus condicionamientos familiares y sociales, se libera de las pautas bloqueadoras que le impedían realizarse, encuentra que la seguridad interior no está solamente en el tener y deja de aturdirse con el hacer, a veces sin sentido o equivocado.
Cuando el paciente comprende que “Es el mismo”, cuando crea sus propios objetivos, cuando traspasa las barreras de los límites y cuando los valores sociales y espirituales son construidos desde sí mismo y no impuestos desde afuera, llega a la hermosa propuesta de Carl Jung: haberse desarrollado como individuo pleno y entero.
A partir de ese momento la persona se re-valoriza de otra manera, desde otros lugares, descubre su visión de las cosas, de sus sensaciones, sabe comprender el lenguaje de su propio cuerpo, tiene una visión mucho más clara de sus vínculos y ya no le dolerán tanto algunas relaciones (que a veces lo marcan para siempre), sino que sabrá que fueron elementos necesarios para la integración de su identidad.
La vida es una permanente escuela desde el principio al fin. En este aprendizaje hay contrariedades y reveses, pero al persistir en el esfuerzo, sabiendo cuál es la lección vital que a cada uno le toca vivir, se obtiene un premio a la labor realizada.
De alguna manera se viene al mundo con un capital adquirido previamente, o sea que se trae lecciones aprendidas en vidas pasadas, que constituyen en sí los recursos que tiene para afrontar las experiencias nuevas de esta encarnación.
Para ello, la Numerología puede darnos pautas precisas y exactas para describir su temperamento, su carácter, su capacidad para manejarse ante lo que desconoce, la clave de sus tendencias y sus posibilidades vocacionales.
El material que emplea la Numerología Omkin-Kay es la fecha de nacimiento. Con su manejo comenzamos a maravillarnos de las diferencias individuales y se comprueba que no hay dos personas iguales.
En la consulta floral, diagnosticamos, a través de dicha fecha, con la finalidad de lograr que el paciente descubra el camino único para arribar a su centro interior, para concientizar y encontrarse con la única gran verdad: que cada individuo es un engranaje perfecto y necesario en el plan de la Creación.
En resumen, los terapeutas florales utilizamos este conocimiento milenario como una forma complementaria de diagnóstico, escogiendo las Esencias Florales que lo sintonizarán vibratoriamente a fin de guiar al consultante en el arte de saber quién es e impulsarlo a aventurarse a descubrir y realizar su realización espiritual y material.

www.institutointegralquilmes.com info@institutointegralquilmes.com

Tel: 4254-6278

No hay texto alternativo automático disponible.