Estrés

El concepto de estrés fue desarrollado por Hans Seyle, fisiólogo de origen húngaro (1907-1982) que fue uno de los primeros científicos en describir la respuesta al estrés y observar la naturaleza dual del mismo.
El estrés es la consecuencia de una inadecuada adaptación de la persona a los cambios, tanto a nivel psíquico como corporal. Es la respuesta que toma por sorpresa la persona involucrada ante una situación inesperada y la altera, no es una patología en sí misma, aunque puede generarla, depende de la intensidad de la exigencia y del grado de desorganización que pueda generar en quien es el afectado.

Dicho de otro modo, Estrés significa exigencia, es la respuesta a exigencias fisiológicas inespecíficas frente a un exceso percibido.

Se habla de situaciones de estrés cuando responde de forma adaptativas a las exigencias y distres cuando responde de modo desadaptativo y descompensatorio, denominándose estresor a cualquier agente que puede producir estrés.

Para el cuerpo estrés es sinónimo de cambio

Cualquier cambio en tu vida causa estrés, bueno o malo, si es un cambio, es estresante.
A nivel físico, en el corto plazo el estrés produce cambios adaptativos que permiten responder ante el estímulo estresante, como por ejemplo, movilización de los recursos de energía, inhibición de la inflamación y resistencia a la infección, pero en el largo plazo puede producir cambios desadaptativos, por ejemplo aumento de las glándulas adrenales.
Para la mayoría de las personas Estrés es sinónimo de preocupación. Si estas preocupado estas estresado.

Aun los cambios imaginarios son estresantes y acá sí entra la preocupación
Cambios en la rutina diaria (pleitos, desacuerdos, organización de una fiesta), cambio en la salud de tu cuerpo (gripe, fractura), cambio en factores ambientales (clima demasiado frío o caluroso), cambios de ciclos de vida (pubertad, síndrome pre-menstrual, menopausia, post-parto), tomar responsabilidades por las acciones de otros, cambios imaginarios: estrés.

Estrés transitorio

• Períodos de exámenes
• Tramitación de divorcio
• Preparación para una competición

Estrés prolongado

• Desempleo prolongado
• Enfermedad prolongada
• Problemas familiares (aunque sean los normales)
• Ruido ambiental
• Conducir con tráfico lento
Signos que muestran estrés

• Empezar a fumar más de lo habitual
• Dificultades para conciliar el sueño
• Tensión y calambres musculares
• Boca seca
• Dificultad para tomar decisiones
• Sudoración ante situaciones tensas
• Problemas de peso (en más o menos e lo habitual)
• Aumento de la frecuencia cardíaca.

www.institutointegralquilmes.com info@institutointegralquilmes.com

TE: 4254-6278

La imagen puede contener: 1 persona