Rosa de la Verdad

 Personalidad 3 del Eneagrama – El Carismático

 Palabra Clave: Purificación

 Color: Blanco marfil. El blanco no se considera un color ya que es acromático. Vulgarmente se lo llama el color “neutral”. Suaviza y baja las valencias de los colores. Hasta el medioevo era un color que se imponía y era muy respetado. Fue el color de los iniciados, los filósofos, los profetas, aquellos que “se alejan de las tinieblas para llegar a la luz”, que transitan de lo profano a lo sagrado. En los rituales de purificación se utilizaban lienzos blancos y las vestiduras de los oficiantes tenían un alto porcentaje de blanco. También es el color que se utiliza en las conmemoraciones de la Virgen Maria y el Sumo Pontífice en el Vaticano se viste de blanco.
Se asocia a lo divino, puro, inmaculado, lo limpio, los pensamientos elevados, la inocencia, la salud. Las flores blancas hablan de perfección y expresión de pureza de intención.

De esto se deduce que la ingesta de esta esencia floral ayuda a la “purificación” como liberación de lo que es extraño a la esencia del Ser. La expulsión de lo que confunde, avergüenza y corrompe.
 Defecto a corregir: La mentira, que consiste en presentarse de un modo que no refleja el propio ser. Consiste en engañar a los demás mostrando un retrato y engañarse a uno mismo para mantener elevada la autoestima y motivarse a mayores logros. La mentira está ligada a la vanidad, si bien no es el mentir intencionalmente, la necesidad de ser aceptado persuade de que lo único que existe es la personalidad y ello lo hace empobrecer su mundo interior.
La vanidad es una gran trampa: es la creación por parte de un individuo, de una imagen de sí que se convierte en el sí mismo; ya que luego de adquirir este defecto no se sabe lo que se es realmente, sino lo que se imagina ser, produciéndose una gran confusión.

 Virtud a desarrollar: Autenticidad, cualidad del alma que ayuda a limpiar y recuperar la pureza interna, trayendo renovación a la vida y ayudando al individuo en esos periodos en los que debe luchar con su propia conciencia.
La autenticidad es un estado interior en el que no se necesita un papel con el cual identificarse. Ser auténtico es considerar que se vale por lo que se es y no por lo que la sociedad puede valorar, por ejemplo la profesión, el nivel de ingresos mensuales, las cualidades físicas, etc.

Lección o aprendizaje para el alma

Ayuda a afrontar el miedo a mirarse hacia adentro, el pánico a detenerse y poder estar sin hacer, a escuchar la voz del corazón, a fluir sin controlar, a vivir el presente sin planificar los próximos minutos, al encuentro con el Ser interior y a permanecer en el aquí y ahora en quietud y armonía.
La purificación da lugar, como un nuevo día, a otra oportunidad, dejando atrás las aflicciones, procurando equilibrio y orden y estableciendo un nexo armónico entre los deseos del alma y las necesidades físicas.

www.institutointegralquilmes info@instituto integralquilmes.com Te 4254 – 6278

La imagen puede contener: flor, planta, naturaleza y exterior