Rosa de la Paz

 Personalidad 8 del Eneagrama- El Guerrero

Palabra Clave: Pasión

 Color: Rojo. Este color aparece en insignias, banderas, uniformes y estandartes de países muy belicosos o dominantes. Marte, el planeta rojo, dios de la guerra, está asimilado al guerrero y a la sexualidad masculina. Es la fuerza sin reflexión, por oposición a Mercurio, que es la reflexión sin fuerza. Los indios Cherokes designan al rojo con el nombre que identifica al planeta Marte y parece estar ligado a la trasgresión y la oposición. También se utiliza este color como un marcador de límites. Representa lo prohibido, los bordes que hay que respetar y no traspasar. Es un color que lleva a la acción y se asocia con el afecto, el amor y la calidez.

De esto se deduce que la ingesta de esta esencia floral ayuda a encausar la fuerza física y psicológica en una auténtica expresión del amor, llevando toda esa energía hacia una acción amorosa puesta al servicio de una causa.

 Defecto a corregir: la lujuria, el exceso, la arrogancia, que es un impulso vital de ponerse el mundo sobre la espalda, de aspirar demasiado a todo, de actuar con intensidad agresiva, violenta y de considerar que se es siempre dueño de la razón.
La arrogancia y/o lujuria nacen en la pasionalidad y en el exceso, es una demasía de intensidad existencial, una huida del aburrimiento, de las medias tintas y sobre todo de la ternura y el amor, que es lo que más necesita, pero lo que, al mismo tiempo, más vulnerable le hace.
Cuando se entra en lujuria nada es suficiente para quien la siente, ya que ve a todo y todos como posesiones que están a su disposición y tiene que luchar por ellas, cueste lo que cueste, y dañe a quien dañe.

 Virtud a desarrollar: Inocencia, cualidad del alma que permite confiar en los otros. Otorga fuerza vital en caso de enfermedades crónicas y repara conflictos con las figuras masculinas.

Lección o aprendizaje para el alma

Aprender a encausar esa energía explosiva descargándola físicamente y orientándola a hacer algo productivo con ella.
La Rosa de la Paz ayuda a que esta alma desarrolle la verdadera humildad; comprendiendo que el servicio espiritual es la esencia del auténtico liderazgo. Cuando esta alma cambia la conciencia arquetípica de ser el rey que gobierna a ser el pastor que sirve, se espiritualiza la fuerza de voluntad para poder realmente servir a los demás y a la tierra.
 El alma ansia el compartir con los otros pero la personalidad, al entrar en temor, busca competir expresando su instinto de supervivencia.

www.institutointegralquilmes info@instituto integralquilmes.com Te 4254 – 6278

La imagen puede contener: planta, flor, naturaleza y exterior