Elm

El alma sana se expresa por medio de la aspiración a servir y a cuidar a los demás, pero en ocasiones este positivo impulso altruista puede ser confundido. Tornarse responsable requiere que uno evalúe correctamente la propia «capacidad de respuesta» como lo sugiere la palabra misma. Metas demasiado perfeccionistas o poco realistas pueden tener como consecuencia el cansancio y el agobio posteriores cuando el individuo es simplemente incapaz de estar a la altura de las tareas asumidas. Sentimientos de dudas de sí, desaliento y profunda soledad pueden surgir cuando el alma siente que debe enfrentar siente que debe enfrentar una tarea abrumadora recurriendo únicamente a las fuerzas del ego. En estos momentos se hace necesario cambiar la identificación con el héroe o el salvador para poder lograr el alineamiento con la verdadera energía e inspiración del Yo Superior. De este modo el individuo se abre para poder recibir la ayuda de los demás y del mundo espiritual. Elm equilibra las aptitudes naturales de liderazgo que alberga el alma, integrándolas en especial con las verdaderas directivas del Yo Superior.

La imagen puede contener: planta, flor, naturaleza y exterior