Angélica

El alma humana moderna sufre de un modo único y trágico, porque debe enfrentar la separación profunda y el aislamiento espiritual por vivir en una cultura mundial de denso materialismo y abstracción tecnológica. La esencia floral de Angélica trabaja con lo que el alma vivencia como comprensión y restricción agilizando los procesos de de percepción y pensamiento. El alma adquiere una mayor capacidad para percibir y discriminar su conexión con las envolturas sutiles que rodean el mundo físico. Angélica especialmente alienta al individuo para que desarrolle una relación con el mundo espiritual, transformando la comprensión demasiada abstracta de las fuerzas espirituales en la percepción de la presencia y de los seres espirituales. Esta concientización se ve particularmente ampliada por el reino de seres espirituales que siguen inmediatamente al reino humano; el mundo de los ángeles. A través de una relación viva con el reino angélico, el alma humana recibe guarda y guía respecto de sus asuntos cotidianos y protección en épocas de crisis o experiencias asociadas con el umbral espiritual. Esta sensación de estar protegido y cuidado reviste una enorme importancia en la vida del alma, ya que le aporta al alma una gran fortaleza y coraje para su tarea de transformar y sanar al mundo. Angélica es ampliamente indicada. para muchas fórmulas florales y es de particular importancia en las experiencias asociadas con el umbral espiritual como el nacimiento, muerte, conmemoraciones espirituales u otras transiciones importantes.

La imagen puede contener: planta, flor, naturaleza y exterior