Echinacea

Una de las iniciaciones más importante del alma en la vida contemporánea es la de lograr una correcta relación con el yo espiritual. Aunque el sobredimensionamiento del ego pueda ser un problema muy grave, igualmente graves son los ataques a la positiva identidad espiritual del ser humano. Hasta hace poco tiempo, la familia y la comunidad constituían el contexto para cierto tipo de identidad. Pero el creciente anonimato de la civilización moderna, junto con otras innumerables fuerzas mecanizantes y alienantes, dejan muchas almas atónitas y anémicas. Lo que es más importante, los crímenes, la violencia y la degradación sexual y emocional que frecuentemente comienzan a producirse durante la primera infancia, destruyen la dignidad del ser. Muchas almas lleva una existencia fantasmal, pareciendo tener una personalidad articulada cuando el hecho sólo existe una magra conexión con el verdadero ser espiritual. Esta es una de las razones subyacentes, a nivel de realidad del alma, para la vasta irrupción de enfermedades inmunológicas. La esencia de Echinacea estimula y despierta al verdadero Ser Interior. Es un remedio fundamental para muchas enfermedades del físico y del alma, pero es de especial ayuda cuando el individuo ha experimentado fuerzas destructivas o aniquiladoras. Echinacea restablece la verdadera identidad del alma y su dignidad esencial.

www.institutointegralquilmes.com
info@institutointegralquilmes.com

La imagen puede contener: flor, planta, naturaleza y exterior