Mariposa Lily

La capacidad del alma humana para manifestar una atención nutriente y cuidadosa hacia los demás depende en gran medida de haber recibido o no esta nutrición. Cada persona debería, como derecho de nacimiento divino, recibir el amor maternal y el apoyo incondicional durante la infancia y la niñez. Muchas almas se ven privadas de una relación positiva con la madre. Especialmente en el mundo moderno, las condiciones culturales deshumanizan la relación entre el pequeño y la madre a través de las prácticas de fertilización y alumbramiento; así por los traumas familiares, el divorcio, las penurias económicas y, en casos extremos, el abuso y el abandono. Si el alma resulta mutilada en su primera relación con el aspecto femenino, se siente internamente vacía y fría y, a nivel profundo, se experimenta como no amada ni deseada. El proceso de maduración hacia la etapa adulta se ve por lo general distorsionado en el varón a través del rechazo o la hostilidad para con lo femenino y en la mujer a través de la alienación de su propio instinto maternal. Mariposa Lily ayuda a sanar el trauma de estas almas reconciliadas con el pasado doloroso. Es un remedio extremadamente importante, no solo para los niños, sino también para las distintas etapas de la terapia con el adulto y para una paternidad positiva. A pesar de la herida producida por una madre humana imperfecta, el alma puede aprender a perdonar y a curar, experimentando la presencia de la madre Divina o el arquetipo de la madre que abraza a toda la familia humana con suave misericordia y nutrición. Esta capacidad del alma de sentir y abrazar la presencia cálida y amorosa de lo maternal es un precioso don de Mariposa Lily.

info@inatitutointegralquilmes.com

7504 6907

La imagen puede contener: flor, planta, naturaleza y exterior