Esencia Nro 6 del Eneagrama

El organizado – El leal – El colaborador

Es la esencia comprometida, responsable, rutinaria, dogmática, obediente, aferrada a lo conocido, reacia al cambio, poco creativa, ansiosa, insegura, nerviosa, preocupada y expectante. Establece fuertes lazos sociales y emocionales con las personas.
Es leal, trabajadora, prudente e imaginativa. Sensible a todo lo que no se dice, a los posibles errores de forma y a cualquier peligro que pueda ocultarse detrás de las apariencias.
Amante de guardar las distancias, pero sabiendo que puede contar con los demás.
Su sistema de valores se desarrolla en torno a la fiabilidad, la lealtad, la imaginación, la sensibilidad, la intuición.
Es la esencia más paradójica y ambivalente de todas, es la parte de la psiquis más compleja, cambia cada dos minutos. Aparenta ser sólida en sus relaciones pero es muy variable debido a que su mente la hace oscilar constantemente.
Es noble a la causa, pero luego vacila, se siente perseguida y se rinde cuando la acorralan.
Confunde seguridad con confianza. Por desconfiar de su valor interior, se aferra a todo lo que le dé certidumbre, a todo lo que cubra sus necesidades materiales, no entregándose a su Ser interno.
Su tema, es la anticipación al futuro. Actúa no viviendo en el presente, piensa que no lo puede hacer hasta que no cubra todos los obstáculos que se pueden presentar en la vida.
Al sustituir lo interior por lo exterior se desvía de su rumbo y se vuelve dependiente, subalterna, que necesita que le dicten las consignas de su vida o que supervisen sus acciones.
Deja de jugar su propio juego y juega el de los otros. En el fondo se halla una profunda falta de garantía en sí misma, lo que la lleva a buscar una autoridad que simbolice lo que anhela, por lo que puede adherirse a un partido político, a un culto, a un libro, a un maestro, que para él represente una autoridad reconocida.
Suele tomarse sus tiempos para actuar o decidir, porque capta la realidad, la reflexiona y después recién elabora su respuesta bien pensada y estudiada.
Le duelen entrañablemente las traiciones, y no las olvidan.
Encierran su propia libertad, porque le resulta problemática, prescindiendo totalmente de lo que suceda a los demás con sus propias libertades.

La imagen puede contener: una o varias personas

 info@institutointegralquilmes

7504  6907