Tipología 4 del Eneagrama y Rosa de la Fortaleza

Personalidad 4 – El Artífice

Llevan consigo el amor de una vida intensa y dramática. De carácter idealista, rechazan la trivialidad de lo cotidiano y se sienten atraídos por la intensidad de las emociones, por extremas que éstas sean.
Su miedo arquetípico es a carecer de identidad, a ser incompleto, a no poder ocupar su lugar en el mundo, lo que le ocasiona, en general, una búsqueda constante de descubrirse a sí mismo, de ser aceptado y necesitar que lo valoren por lo que es; creando y haciendo cosas excéntricas. Cuanto más miedo siente al rechazo, mas necesita la aceptación de los demás, buscando reconocimiento y convirtiéndose en un “adicto a sí mismo”.

Esencia Floral – Rosa de la Fortaleza

Palabra Clave: Creatividad

Aporta: Descubre el equilibrio y la armonía. Ayuda a conocerse a sí mismo y a amarse y aceptarse, aprendiendo a ser buena compañía para sí mismo.
Orienta para encontrar el camino de valorar, con serenidad y apertura, lo que es único y exclusivo y lo que es normal y ordinario, tanto dentro como fuera de si mismo.
Ayuda al alma a recuperar la esperanza, estado de ánimo en el cual se presenta como posible aquello que se desea.
Estimula al espíritu a usar su luz como agente alquímico para cambiar y curar, direccionándolo como una poderosa señal luminosa, aun en los momentos más difíciles y en las situaciones más tristes.

Polaridad: Subjetividad vs. Ecuanimidad

Defecto a corregir: La envidia, sentimiento provocado por el deseo de tener lo que no está a su alcance y que nace de la percepción de la carencia de algo o alguien. Es la hermana de los sentimientos de inferioridad, la culpa y la vergüenza. Genera una melancolía que es el recordatorio de que algo falta, una dulce tristeza basada en la percepción de la perdida. En esta personalidad hay una amplificada recreación del pasado, y de nostalgia, dando un sentido intenso valor a lo perdido.

Virtud a desarrollar: Ecuanimidad, cualidad del alma que permite imparcialidad serena de juicio e igualdad y constancia en el ánimo, permitiendo aceptar golpes del destino.
La autenticidad es un estado interior en el que no se necesita un papel con el cual identificarse. Ser auténtico es considerar que se vale por lo que se es y no por lo que la sociedad puede valorar, por ejemplo la profesión, el nivel de ingresos mensuales, las cualidades físicas, etc.

Lección o aprendizaje para el alma: Aprender a valorar las grandes o pequeñas acciones que cada uno realiza y comprender que todas ellas contribuyen en el crecimiento personal y son significativas para el bien común.

Te: 11 2238 3446

info@institutointegralquilmes.com
http:www.institutointegralquilmes.com

#eneagrama #rosasparaelalma #autonocimiento

La imagen puede contener: 1 persona